Maclatino Especial: como Gizmodo obtuvo el nuevo iPhone 1

Maclatino Especial: como Gizmodo obtuvo el nuevo iPhone 2Si hay algo que a estado sonando fuertemente en estos últimos días en la blogosfera es las fotos que andan circulando por internet del nuevo dispositivo de Apple. En esta entrada te contaremos como llegó el dispositivo a las manos de Gizmodo, quien fue el que extravió y las repercuciones que trajo esto hecho en Apple.

Como se inicia esta historia

Se vivia una tranquila noche del dia martes 18 de Marzo el ingeniero Gray Powell, graduado de la Universidad de Carolina del Norte y trabaja para Apple en el proximo Baseband del OS 4.0, se encontraba en un bar llamado Gourmet Haus Staudt, disfrutando de unas ricas cervezas y celebrando el dia de su cumpleaños. Nuestro hombre en cuestión incluso tuiteaba desde su iPhone 4G que se encontraba astutamente disfrazado como un modelo 3GS sin que nadie de los que allí se encontraba se enterara de lo que Powell tenia entre manos.

iPhone 4G disfrazado de 3GS

iPhone 4G disfrazado de 3GS

Todo transcurría de la manera mas normal posible hasta que lo inevitable, y lo que todos los fanáticos de Apple habíamos estado esperando, las cervezas le habían pasado la cuenta a nuestro joven amigo y dejo el teléfono olvidado en uno de los asientos de la barra del bar Haus Staudt.

A esas alturas, Steve Jobs y Jonathan Ive deben haber estado echando humo por las orejas y pensando en quemar en la hoguera a Powell; todos sabemos las fuertes políticas que tienes Apple acerca de las filtraciones de información y el espionaje industrial.

Una Seguridad Casi Impenetrable

Bar culpable de la perdida

Bar culpable de la perdida

Hasta ahora la seguridad en torno a Apple y sus productis habia funcionado a la perfección, quizás en una de esas, una pequeña foto muy borrosa o información muy estratégicamente difundida a través de un cercano a la compañía, a pesar de todo esto, este sistema había funcionado de las mil maravillas poniendo la cuota de suspenso antes de cada una de las Keynotes.

Es bien sabido que en el campus de Cupertino cada Gadget es muy bien guardado incluso bajo puertas blindadas con códigos que van cambiando varias veces al día. Los prototipos, en especial, son apernados a los escritorios!!!. y es aqui donde los elfos diseñadores de los softwares y hardware  trabajan incesantemente sin siquiera tener una foto y diagrama del producto en su estado final.

En cada una de las esquinas, escondida está la policía secreta de Apple, un selecto grupo de personas con una sola y simple misión: Que a nadie ni siquiera se le ocurra hablar, y si esto llegase a ocurrir, dar caza al traidor, y escoltarlo afuera del predio de Cupertino utilizando para esto tácticas no muy agradables que no vale la pena comentar en este artículo. Bueno pero el hecho es que no existe la seguridad perfecta, y menos cuando hay seres humanos involucrados y menos aun cuando se pierde un iPhone de cuarta generación que es aun prototipo

Perdido y luego Encontrado

El "Astuto" Powell

El "Astuto" Powell

Powell estaba en  Gourmet Haus Staudt, el cual queda a solo 32 kilómetros de los cuarteles generales de la compañía en One Infinite Loop. Alrededor de él, como lo mencionamos con anterioridad, varias personas compartiendo unos cuantos tragos  de cerveza. Sentado a su lado se encontraba la persona que a futuro terminaría con el iPhone. Esta persona se encontraba con otro amigo. Ellos dos no le dieron mayor importancia a Powell sino hasta que él dejo el bar. Fue en este momento cuando un ebrio volvió del baño y se encontró con el teléfono de Powell en el sillin y pensó que a lo mejor pertenecía a uno de los dos hombres que estaban sentados a un lado de Powell. En este momento el ebrio les dijo:

  • “Oye hombre, este iPhone es tuyo.
  • “Hmmm, que perdón?” respondió uno de los dos tipos que finalmente se quedaron con el teléfono. “No, no, es mío”
  • “Ooooh, supongo que entonces es de tu amigo…” refiriendose al otro tipo que para ese momento estaba en el baño. “Aqui esta, tómalo,” dijo el ebrio “no querras perderlo?”.

Estas dos personas preguntaron en el bar pero nadie reclamó el teléfono, fue en ese momento cuando de inmediato se acordaron de el joven que estaba al lado de ellos. Se quedaron allí esperándolo por un tiempo pero Powell nunca mas volvió.

Por detras el iPhone 4G

Por detras el iPhone 4G

Durante esos momentos jugaron con el teléfono y hasta ese momento parecía ser un iPhone normal, un simple 3GS mas, incluso ejecutó la cámara la que se callo tres veces…”el iPhone no parecía tener ninguna característica especial” señaló el joven posteriormente en una entrevista que dio a un medio impreso. “Impreso en su parte trasera dos códigos: 8800601pex1 y N90_DVT_GE4X_0493. Cerca de las teclas de volumen habia un autoadhesivo que decia: iPhone SWE-L200221. Aparte de eso solo 6 paginas de aplicaciones siendo una de ellas Facebook. Al ejecutarla apareció el perfil del ingeniero de Apple, Gray Powell.

Pensando acerca del telefono que se habia encontrado la noche anterior (que suerte el maldito ese) nuestro amigo incógnito despertó y cuando lo quiso usar se percató que el teléfono estaba muerto, en blanco y no encendía ya que había sido remotamente reseteado a través de MobileMe, solo fue aquí cuando nuestro amigo se dio cuenta que este iPhone no era como los que él había visto con anterioridad, tenia algo raro. El exterior no se sentía bien y en el frontis había una cámara, luego de pasar horas tratando de arreglar el teléfono muerto, el decidió abrirlo y ver que ocurría con el falso 3GS

Sin exito alguno trato de llamar a varios numeros telefonicos intentando contactarse con  Gray Powell pero no lo logro y nadie lo tomo en serio logrando solo un ticket de atencion, entonces penso que ese ticket seria visto por Powell que este terminaría devolviendole finalmente la llamada pero nada de esto ocurrió.

La debacle

Semanas despues, Gizmodo lo obtuvo por la no despreciable suma de 5000 dólares. Para ese entonces los chicos de Gizmodo no sabían si era real o no, ni siquiera aparecía el logo de Apple al iniciarlo, una vez que fue abierto y diseccionado por Gizmodo no había duda al respecto, era real, comenzaron así a documentar el proceso antes de devolverlo a Apple. En Gizmodo tenían el teléfono pero no tenían el dueño sino hasta hace unos días cuando fue contactado vía telefónica y afirmo que efectivamente el teléfono le pertenecía y que deseaba coordinar un punto para poder tenerlo de vuelta. Durante la llamada Powell es oia cansado y devastado, por lo menos esta vivo no? y aparentemente aun trabaja para Apple, después de todo es solo un estupido telefono del cual todo el mundo anda preocupado y toda la blogosfera anda detras de él.

En las ultimas horas la gente de Apple ha reconocido que el dispositivo si les pertenece y lo quieren de vuelta, todo esto fue oficializado a traves de una carta remitida a las oficinas de Gizmodo.

Si deseas ver todo lo publicado por Gizmodo acerca del misterioso teléfono puedes hacer click AQUI

Via  |  Gizmodo

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Steve Jobs hablando sobre el iPhone perdido y el caso Gizmodo […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si tu comentario no aparece o es borrado, la causa es:

• no tiene nada que ver con el tema - Maclatino Especial: como Gizmodo obtuvo el nuevo iPhone
• es para promoción
• es para insultar
• es spam

Si necesitas soporte, puedes utilizar los Foros de Ayuda Apple.

Consigue una imagen para tus comentarios en Gravatar.